Fuente: El Caribe 

Miles de feligreses de todo el país celebraron ayer la fiesta de la Divina Misericordia que cada año celebra la Iglesia Católica, en el sector El Caliche de Manoguayabo, Santo Domingo Oeste (SDO).

Con el rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia, declaraciones de sanidad, cantos y alabanzas, los fieles se concentraron en las calles del barrio El Caliche para celebrar la tradicional fiesta religiosa, que se realiza el segundo domingo de pascua.

La concentración se realizó en la Casita de la Divina Misericordia, por la comunidad de laicos católicos Fuente de la Divina Misericordia, que además celebra los 30 años de esa devoción católica.

En la actividad, que inició a las 4:30 de la mañana con la exposición del Santísimo, se realizó una procesión por toda la avenida Los Beisbolistas y otras calles internas del sector, pidiendo por todos los peregrinos, y donde los fieles oraban y pedían sanación.

La procesión estuvo encabezada por el padre Federico Marcial Sánchez, quien paseaba el Santísimo por la multitud, mientras los peregrinos se arrodillaban para recibir bendición de Jesús.

Durante la fiesta se realizaron conferencias y prédicas alusivas al tema de la eucaristía. Las conferencias estuvieron a cargo de monseñor Lorenzo Vargas quien expuso sobre “La eucaristía, fuente de la misericordia” y “La Eucaristía fortaleza para la vida cristiana”.

En la primera ponencia, el sacerdote expresó que “la eucaristía en la vida de Sor Faustina, que fue la persona que el Señor escogió para que fuera su instrumento para propagar la devoción a la Divina Misericordia, tenía centrada su vida en la eucaristía, y la vivió con intensidad y espiritualidad”, dijo el sacerdote.

La fiesta concluyó con una misa a las 3:30 de la tarde, presidida por monseñor Faustino Burgos Brisman, obispo auxiliar de Santo Domingo y vicario episcopal de SDO.

La tradicional devoción católica nació en Polonia

La fiesta de la Divina Misericordia está basada en las revelaciones de sor Faustina Kowalska, quien recibió mensajes de Jesús sobre su Divina Misericordia en el pueblo de Plock, Polonia. La fiesta tiene como fin hacer llegar a a las personas el mensaje: “Dios es Misericordioso… y cuanto más grande es el pecador, más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia” (Diario, 723).

Entradas relacionadas

Constestanos

*

*