Santo Domingo, Rep. Dom. La Comisión Nacional Pastoral de la Salud de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) celebró con una Eucaristía la XXVII Jornada Mundial del Enfermo, en la Catedral Primada de América, el lunes 11 de febrero.

Durante la homilía, Monseñor Francisco Ozoria, Arzobispo de Santo Domingo, resaltó el mensaje del Papa Francisco para la Jornada, donde abordó cómo el cristiano está llamado a tratar a los enfermos, al indicar que “el cuidado de los enfermos requiere profesionalidad, ternura y expresiones de gratuidad, a través de las cuales se consigue que la otra persona se sienta querida”.

En ocasión de la Jornada Mundial del Enfermo, que tuvo por lema “Gratis habéis recibido; dad gratis”, se realizaron visitas domiciliarias a los enfermos, hospitales, centros de salud públicos y privados, encuentros festivos, celebración del sacramento de la eucaristía y la unción de los enfermos.

Entradas relacionadas

Constestanos

*

*