-LVIII-  ASAMBLEA PLENARIA

Casa Arquidiocesana María de la Altagracia

Del 28 de junio al 2 de julio de 2020

COMUNICADO

  1. En el proceso de nuestra 58ª Asamblea Plenaria, los Obispos de la República Dominicana extendemos un saludo de paz y bendiciones a todos los hombres y mujeres de nuestra sociedad dominicana y especialmente a todos los fieles de nuestras Diócesis. Les agradecemos sus fervientes oraciones.
  1. Dicha Asamblea Plenaria, se lleva a cabo en la Casa Arquidiocesana María de la Altagracia, en Santo Domingo del 28 de junio al 2 de julio. Iniciamos los trabajos en un clima de oración, reflexión y de unidad fraterna. Conforme a lo establecido procedimos a nuestras elecciones trienales de los nuevos responsables, para los diversos servicios de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED).
  1. Como Presidente de la Conferencia fue elegido Su Excelencia Reverendísima Monseñor Freddy Antonio de Jesús Bretón Martínez, Arzobispo Metropolitano de Santiago de los Caballeros; como Vicepresidente, S.E.R. Mons. Héctor Rafael Rodríguez Rodríguez, S.C., Obispo de La Vega; Secretario General, S.E.R. Mons. Faustino Burgos Brisman, C.M., Obispo Auxiliar de Santo Domingo; Secretario General Adjunto, el Reverendo Padre José Joaquín Domínguez, de la Diócesis de Baní.
  1. Además de las elecciones internas, en las que quedaron distribuidas las diversas responsabilidades y servicios de la CED, fueron tratados varios asuntos concernientes a las diferentes instituciones eclesiales: Instituto Nacional de Pastoral, Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino, entre otros.
  1. En nuestra Asamblea hemos reflexionado y orado por la actual situación de nuestro país. Aprovechamos la ocasión para exhortar a todas las personas a reforzar las medidas sanitarias, a fin de evitar la propagación del coronavirus (COVID-19), de tal forma, que disminuyan las muertes y sufrimientos en la familia dominicana. Por caridad a nosotros mismos y al prójimo: seamos prudentes.
  1. Sobre las próximas elecciones extraordinarias presidenciales y congresuales del 5 de julio, invitamos a todos los ciudadanos: a participar y mantener una conducta de respeto, madurez y tolerancia, para poder completar este proceso en paz, ejerciendo el voto de manera responsable por candidatos con propuestas a favor del futuro de la patria, que priorice el bien común, la familia, los valores y la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Esta madurez cívica debe expresarse sobre todo a la hora de acatar responsablemente el resultado de estas elecciones.
  1. Que la Virgen Santísima, Nuestra Señora de La Altagracia, nos proteja y asista en nuestros esfuerzos por construir el Reino de Dios y nos ayude a consolidar la paz entre todos los hijos e hijas de esta amada República Dominicana.

Presentación audiovisual del comunicado

entradas relacionadas

Constestanos

*

*