Rep. Dom. La Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) realizó una Jornada Nacional de Oración para pedir a Dios por el fin de la pandemia del coronavirus (COVID-19), la salud de los afectados, el consuelo de los familiares que han perdido algún miembro y el alma de los que han fallecido a causa del virus, el domingo 27 de abril.

La jornada unió en oración a los dominicanos, quienes desde sus hogares sintonizaron la transmisión que inició a las 9:00 a.m. en la Catedral San Santiago Apóstol de Santiago de los Caballeros, continuó a las 10:00 a.m. en la Catedral Primada de América de Santo Domingo, y luego a las 11:00 a.m. se realizó una Eucaristía presidida por cada obispo en su Diócesis.

Aunque haya signos de muerte, como es esta pandemia, podemos tener fe en Jesús que nos da vida y que viene en nuestra ayuda”, señaló Monseñor Diómedes Espinal de León, obispo de Mao-Montecristi y presidente de la CED durante la homilía; en tanto que Monseñor Héctor Rafael Rodríguez, obispo de La Vega y vicepresidente de la CED, expresó recuerden que se nos ha pedido, por respeto a la vida, que estemos en estos momentos en nuestras casas”.

La primera parte de este acto de fe fue conducido por Monseñor Carlos Tomás Morel, obispo auxiliar de Santiago, quien junto a varios laicos oraron por las familias, los que asisten a los enfermos y por la juventud.  Continuó en Santo Domingo donde el arzobispo Francisco Ozoria Acosta y otros consagrados rezaron por los afectados, fallecidos y todos los que con su servicio se exponen.

La Jornada Nacional de Oración que ha sido valorada por diferentes sectores de la sociedad fue transmitida por más de 40 medios de comunicación con alcance nacional e internacional y algunos medios digitales; de igual forma, tuvo amplia presencia en las redes sociales.  

entradas relacionadas

Constestanos

*

*