Mons. Burgos recordó que para esta época la iglesia incrementa ciertas prácticas para congregar a los feligreses llamando al recogimiento, a la reflexión y a la oración que dan sentido a la Semana Santa.

Santo Domingo, Rep. Dom. El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, monseñor Faustino Burgos Brisman, exhortó a los cristianos a participar de esta Semana Santa con un mayor acercamiento e integración a las actividades de sus comunidades para vivir el verdadero misterio penitenciario de conversión, gozo y fe al que llama la iglesia católica.

El también vicario de Santo Domingo Oeste dijo que la forma de celebrar la Semana Santa ha cambiado mucho con los años porque el comercio propone diversas actividades y esto influye en la sociedad. Recordó que la iglesia para esta época incrementa ciertas prácticas para congregar a los feligreses llamando al recogimiento, a la reflexión, a la oración que son el sentido de la Semana Mayor.

Aseguró que muchos católicos participan intensamente en las actividades de estos días, contrario a lo que creen muchos y puso de ejemplo la Pascua Juvenil, la concentración durante el triduo pascual y el proyecto que abarca toda la familia, conocido como “Yo me quedo”.

Monseñor Burgos Brisman indicó que si con un mensaje debe quedarse el cristiano de la Semana Santa es “con el gozo y la alegría de que tiene vida y vida en abundancia, porque el misterio de la muerte y resurrección de Cristo lo que trae es la vida, el gozo y la alegría. Como dice el Papa Francisco, donde quiera que haya un cristiano debe haber alegría compartida con los hermanos.”

Sostuvo que dada la importancia de la Semana Santa, la Iglesia Católica ha ido incrementando los días de celebración a lo largo de la historia. En principio solo se celebraba el domingo, luego triduo y ahora una semana y hasta se extiende por 50 días la Pascua de Resurrección.

¡Una tregua!

Monseñor Burgos Brisman llamó a los políticos a respetar la Semana Santa y que se llame a la tradicional tregua de las actividades proselitistas. “Que en estos días se dejen de los dimes y diretes que siempre aparecen, que haya un momento de invitar desde los partidos políticos que participen en sus iglesias, porque unos son católicos y otro no. Que vayan a las iglesias y participen y confraternicemos todos dentro de este ambiente de la celebración del misterio pascual que es lo más importante”.

Resaltó la importancia de la política, pero resaltó que los obispos reunidos en Puebla recordaron que la política es actividad propia del seglar, del laico, por lo que ningún sacerdote, presbítero ni ningún obispo tiene presencia en política.

Sepultura digna

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, monseñor Faustino Burgos Brisman, afirmó que es una preocupación de la iglesia católica la situación que de Los Alcarrizos, donde no existe un cementerio.

Indicó que dialogó con el alcalde de Los Alcarrizos, Junior Santos, sobre la necesidad de que las personas sean sepultadas de manera digna porque es una de las Obras de Misericordia. Sostuvo que el edil le aseguró que el problema del entierro de personas en un solar baldío estaba solucionado, pero que el Ministerio de Medio Ambiente dice que por el lugar cruza una corriente de aguas subterráneas y que además está cerca de un arroyo.

“Medio Ambiente ahora dice que ahí no se puede seguir enterrando muertos porque hay agua subterránea, y está cerca del río Haina, pero hay que buscar entonces otra solución”, sostuvo.

El prelado aclaró que la Iglesia se va empoderando no solamente de la evangelización, de la vivencia del evangelio, sino también de su misión en el desarrollo social ya que una cosa va de la mano de otra.

Hay que volver a los orígenes de las celebraciones cristianas

Para el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, monseñor Faustino Burgos Brisman, hoy día hay necesidad de abrir los espacios de la iglesia, de la intimidad, del silencio, de sentirse acompañado ante una sociedad con tantos ruidos. Indicó que hay que volver a la primera comunidad en la que los apóstoles ponían en común la enseñanza, la oración, el compartir y se daban testimonios de vida. Afirmó que pese a todo, muchos cristianos viven estos tiempos de una manera especial. Dijo que se ha pasado de vivir una semana de brazos caídos, en la que solo se escuchaba música sacra en todas las emisoras, se veían películas cristianas y la pasión de Cristo, a una imposición del mundo del comercio.

Fuente: Diario Libre

Entradas Relacionadas

Constestanos

*

*