Uno de los problemas que no ayuda a mejorar el medio ambiente es la falta de conciencia en la sociedad

La primera labor que la Comisión Nacional de Pastoral de Ecología y Medio Ambiente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) realiza en el país es cultivar en la persona la idea de reforestar e intentar reducir el impacto de desechos sólidos que muchas instituciones todavía tienen.

Para cuidar y mantener un ambiente saludable, estas acciones son llevadas a cabo por los delegados de las comisiones en las 11 diócesis de República Dominicana.

En ese sentido, el secretario general de la pastoral de Ecología y Medio Ambiente de la CED, Jovanny Kranwinkel, en conversación con reporteros de El Caribe, llamó a la sociedad dominicana a cuidar la naturaleza realizando acciones que creen un ambiente sano mediante la reforestación y el reciclaje.

“Nosotros tenemos que seguir intentando que nuestra educación sea ecológica, dado que nuestro comportamiento es de deterioro a la misma naturaleza, y ojalá que cada persona adquiera una conciencia clara de cómo está manejando todo lo que se encuentra a su alrededor, porque la idea es ver cómo cada persona puede comprometerse en sembrar un árbol, dijo.

¿Qué es la Pastoral Ecológica y Medio Ambiente?
Esta pastoral fue creada en el año 2000. En ese entonces no había en el país una estructura para comenzar a realizar proyectos para proteger el medio ambiente, y fue en ese momento que se le solicitó al obispo Fabio Mamerto Rivas que presidiera esta comisión, en la que creó en cada diócesis una comisión con sus delegados para ayudar a proteger y cuidar la naturaleza, a través de acciones concretas. A partir de esa fecha se comenzó a escribir documentación doctrinal sobre medio ambiente y de cómo se pueden acompañar las situaciones ambientales que ya surgían para esa fecha. Esta pastoral busca resaltar la calidad de vida favoreciendo al cuidado del medio ambiente, mediante los trabajos que integren a la sociedad en su preservación.

¿Desde cuándo existe en la Iglesia la Comisión Pastoral de Ecología y Medio Ambiente?
La primera Conferencia Episcopal que escribió una carta pastoral por el cuidado de la tierra y la naturaleza fue la Conferencia del Episcopado Dominicano, en el año 1987. Esta carta pastoral fue escrita específicamente por el tema del cuidado de la naturaleza. Sin embargo, ya desde el 1983 los obispos dominicanos habían comenzado a hablar de que la situación medioambiental iba por mal camino, refiriéndose a los ríos secos, las montañas deforestadas y el inconveniente social que esto iba a traer. Esta realidad fue lo que hizo posible que la CED resaltara este problema, que abarca a toda la sociedad, y escribiera este documento titulado “Relación del hombre con la naturaleza”, donde explica que la realidad en ese tiempo fue resumida en cinco puntos, uno de ellos fue que los problemas ecológicos en vez de ir solucionándose han ido agravándose.

¿Cómo percibe la Iglesia el cuidado de la ecología?
Los cristianos vemos la ecología como el acompañamiento a la creación que Dios hizo. Por fe creemos que Dios es el creador. Por eso, para un cristiano no es posible desconectarse del cuidado y contemplación de ella. La pastoral fue creada para que la gente entienda que Dios nos hizo un gran regalo que amerita un cuidado.

¿Cómo se puede lograr que las personas cuiden el medio ambiente?
Para realizar este trabajo en las diferentes diócesis, cada delegado de la Pastoral Ecológica y Medio Ambiente analiza la situación que se da en torno a este tema, y en ese sentido acompañan cada situación concienciando a las personas de que debe proteger y cuidar esta casa común. Sin embargo, hay que destacar que esta comisión, desde sus inicios, ha tenido que acompañar varios procesos que nos han quitado tiempo para trabajar en este tema, entre ellos la Ley Sectorial de Áreas Protegidas, Ley 202-04, primera ley adjetiva que sale de la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y recursos naturales. Una de las propuestas que hacemos para que se tome en cuenta el cuidado de nuestro medio ambiente es solicitar que se trabaje más en las leyes medioambientales.

¿Cuáles programas tiene la pastoral para cuidar esta casa común?
Cada dos meses nosotros nos reunimos con los delegados de las comisiones diocesanas, y la primera labor que las comisiones hacen es la reforestación, en término práctico, luego intentar minorar el impacto de desechos sólidos que nuestras propias instituciones todavía tienen; es decir, cada diócesis del país trabaja en su plan de reforestación.

¿Qué hace la Iglesia para que los feligreses cuiden el medio ambiente?
En cada diócesis comenzamos a trabajar para lograr que se cuide el medio ambiente, y una muestra de ese trabajo que realizamos es el caso de la diócesis de Mao-Montecristi, donde cada año el Domingo de Ramos se le entrega a cada feligrés una planta de un vivero en lugar de cortar los Ramos para dicha celebración. De esta manera, la persona siembra un árbol y colabora con el cuidado del medio ambiente. Esta acción fue posible en un acuerdo realizado con el Ministerio de Medio Ambiente, donde la comisión de pastoral ecológica recibe la planta adecuada para la zona. De ahí que el ministerio verifica la cantidad de parroquias que tiene la diócesis y ven qué tipo de planta le van a entregar a cada una de ellas. Pero esta realidad no solo se vive en Mao, hay otras diócesis que han implementado este trabajo. Otras de las acciones más significativas que realiza esta pastoral es la que se lleva a cabo en San Francisco de Macorís, cuando en el año 2013 la Iglesia católica hizo un acuerdo con todas las autoridades y con los centros educativos para que San Francisco tenga un día de aire limpio, sin vehículo. Ese día en San Francisco no se mueve un carro a menos que sea de emergencia; es decir, la ciudad se detiene para reducir las emisiones de ese día. Esta acción la estamos proponiendo para que en el país podamos tener un día de aire libre.

A nivel parroquial ¿cuáles proyectos están realizando?
Uno de los proyectos que estamos ejecutando es el de las ecoparroquias, donde logramos que las parroquias entren en esta filosofía de no contribuir con los problemas ambientales, ejecutando acciones como el reciclaje, la reducción del agua, de la energía eléctrica, reforestar las áreas cercanas, trabajar el área verde de los parques que tienen su área parroquial, y sobre todo generar en la conciencia de las personas que desde su casa contribuyan al cuidado del medio ambiente. Este proyecto de las ecoparroquias se está trabajando en un modelo desde el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), para que las parroquias tengan el proyecto más fácil cada una. Otro de los proyectos es llevar a cada diócesis la encíclica Laudato Si, donde se les explica a los grupos parroquiales y a todas las pastorales, así como a grupos de ecologistas, la propuesta del Papa Francisco sobre el cuidado del medio ambiente.

Encíclica
La propuesta de la encíclica Laudato Si, del Papa Francisco, está escrita con la metodología de ver, juzgar y actuar. Cuidar el planeta”.

Crear conciencia
Sin conciencia las personas no pueden sumarse a las soluciones ambientales; siguen viviendo afectando su entorno natural”.

Fuente: https://www.elcaribe.com.do/2018/08/27/panorama/la-primera-labor-de-esta-pastoral-es-la-reforestacion/

 

Entradas Relacionadas

2 Comentarios

    • Buenas Noches
      He ingresado a esta página web para buscar la carta en relación a la Jornada de Oración por la Amazonia y no he encontrado nada con respecto al tema.

      Por favor actualizar para tener acceso a la misma y utilizarlo en la eucaristía del domingo.

      Bendiciones.

      Xam Rivers
      09/13/2019, @ 7:35 pm Reply
      • Saludos en Cristo Jesús. Gracias por la observación. Bendiciones.

        Estefania Kelly
        09/17/2019, @ 9:48 am Reply

Constestanos

*

*