Puerto Plata, Rep. Dom. A propósito del video que está circulando en las redes sociales donde se observa a dos sacerdotes dentro de la Catedral San Felipe Apóstol en Puerto Plata, en momentos en que fue irrumpida por Mildomio Adames (el peregrino) acompañado de un grupo de personas, ayer domingo 26 de abril, aclaramos lo siguiente:

1. Los sacerdotes revestidos ya estaban dentro de la catedral, con las puertas cerradas, esperando la llegada de Monseñor Julio César Corniel Amaro, obispo de la Diócesis, para la celebración de la misa sin feligreses que iba a ser transmitida por medios locales, como parte de la Jornada Nacional de Oración por el fin de la pandemia del COVID-19.

2. Los presbíteros, al ser sorprendidos por el “peregrino”, quien se puso de rodillas frente a ellos, como un gesto de educación, tolerancia y misericordia, lo escucharon y le impartieron la bendición tras ser solicitada, al tiempo que le demandaron salir de la catedral.

3. Reafirmamos que el grupo de personas que acompañaban al “peregrino” entraron sin autorización al templo. Se recuerda que la Iglesia mantiene los templos cerrados como parte de las medidas preventivas para evitar la propagación del coronavirus (COVID-19). Las Eucaristías y los actos devocionales son celebrados sin feligreses y transmitidos por diversas plataformas de comunicación.

4. La Iglesia permanece al servicio de los afectados del COVID-19 con oraciones y acciones concretas. Exhorta al pueblo dominicano a quedarse en casa y mantener el distanciamiento social como medidas para prevenir la propagación del virus.

Obispado de Puerto Plata

entradas relacionadas

Constestanos

*

*