Exhortan a mantenerse vigilantes para que los procesos de asistencia social por la pandemia se realicen con transparencia

Santo Domingo, Rep. Dom. Por medio de un comunicado, el Consejo Permanente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) invitó a la ciudadanía a unirse a la Jornada Nacional de Oración el próximo domingo 26 de abril de 9:00 a.m. a 11:00 a.m. para pedir por el fin de la pandemia del coronavirus (COVID-19).

De igual forma se refirieron al encuentro del liderazgo nacional sugerido por diversos sectores para afrontar conjuntamente la situación y manifestaron que ven “con simpatía dicha propuesta. Si se juzgara favorable tal encuentro, podría realizarse cuando las condiciones sanitarias lo permitan.”

Asimismo, invitaron a los padres a dar seguimiento a los estudios de sus hijos y “fortalecer desde sus hogares la Iglesia doméstica, amar al prójimo quedándose en casa y ser creativos en la dinámica de la transmisión de la fe y los demás valores”. Además, recordaron que “la Iglesia no está cerrada” porque hay una Iglesia en cada hogar y aseguraron que continuarán desarrollando su pastoral social de asistencia a los enfermos, pobres, adultos mayores y privados de libertad.

Los obispos reconocieron los “grandes héroes” que con su servicio se exponen a ser contagiados, valoraron las medidas de las autoridades estatales y las iniciativas de personas e instituciones, y exhortaron a mantenerse “vigilantes para que todo proceso se realice con transparencia y de acuerdo con lo establecido por nuestras leyes”.

También motivaron a “ser más estrictos en la observancia de las disposiciones sobre el distanciamiento social, confinamiento en sus casas en el horario establecido, uso de guantes y mascarillas, lavarse las manos con frecuencia, desinfectar las superficies y objetos de uso común, entre otras”.

entradas relacionadas

2 Comentarios

    • Buen día,
      Me parece que es un buen intento emitir un comunicado en el que se busque promover que la población respete las disposiciones sanitarias actuales, sin embargo, no creo que pueda surtir todo el efecto que surtiría de ser los sacerdotes de viva voz los que nos recuerden en cada misa seguir las recomendaciones del ministerio de salud. Todos sabemos que el hábito de la lectura no es una fortaleza en nuestro país.
      Sinceramente y con todo respeto, considero que a la iglesia católica dominicana, le ha faltado creatividad y ha priorizado el amor al prójimo por encima de la misión sacerdotal y el amor a Dios (sin este no puede haber amor al prójimo o caridad), una idea que, según el testimonio de un ex-masón, es motivada por corrientes ideológicas no católicas.
      Por su parte, esta cuarentena nos lleva a ocuparnos de más cosas y a vivir los días con mayores desequilibrios emocionales, por lo cual y lamentablemente, ocuparnos de la oración no es prioridad en todas las familias. También podemos agregar que NUNCA se compararán Jesús Vivo en la Eucaristía y las iglesias a nuestras casas simples y corrientes. Poder visitar a Jesús sacramentado y poderlo recibir físicamente alivia todos esos males que siempre han estado, que apenas aparecen o que se agudizan en estas circunstancias.
      Finalmente, todo esto me lleva a preguntarme si de esta manera ¿ hay diferencia ahora entre la iglesia protestante y la iglesia católica? y si la hay, sinceramente pareciera mínima.
      Por favor! sean valientes y apuesten por la obediencia a Dios y no al hombre. ¡NECESITAMOS DE USTEDES!

      Amparo Solis
      04/20/2020, @ 9:37 pm Reply
      • Saludo fraterno Amparo,

        Gracias por expresarnos tu inquietud y recomendaciones. Tanto los obispos como los sacerdotes ofrecen la misa diaria por esta situación. Nuestro deseo como Iglesia es que las condiciones sanitarias mejoren lo antes posible para poder volver a celebrar la Eucaristía con la participación de los feligreses, que tanto anhelamos. Permanezcamos unidos en la oración. Bendiciones.

        Estefania Kelly
        04/23/2020, @ 11:12 am Reply

Constestanos

*

*