La Comisión Nacional se dedica a la asistencia humanitaria durante todo el año

Santo Domingo, R.D. La Comisión Nacional de Pastoral Social Cáritas de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) continúa asistiendo a las familias afectadas por la tormenta Isaías, con la provisión de alimentos, vestimentas y ajuares.

Ante los daños causados en Hato Mayor, Monseñor Santiago Rodríguez, obispo de San Pedro de Macorís, y el padre Andrés Solano, párroco de La Altagracia, explicaron que han acompañado a las comunidades afectadas con oración y acciones conforme a las necesidades y posibilidades. Junto a los sacerdotes de la zona realizaron un recorrido para constatar las secuelas que sufrieron las más de 559 familias que perdieron sus ajuares por el desbordamiento del río Magua y el arroyo Paña Paña.

En San Francisco de Macorís, el padre Carmelo Santana, delegado de la Pastoral Social Cáritas en la Diócesis, señaló que desde el primer momento Cáritas estuvo presente ayudando a reubicar a las personas, proveer alimentos y asistir las necesidades de las 360 familias afectadas por el desbordamiento del río Jaya.

El padre Carmelo también apuntó que la Pastoral Social Cáritas se dedica durante todo el año a la asistencia humanitaria en diversas áreas, tales como la salud, a través de dispensarios, boticas comunitarias y operativos médicos, construcción de viviendas, formación pastoral, entre otros.

Durante la entrevista realizada en el programa de la CED, La Voz de los Obispos, informó que para colaborar en el trabajo de la pastoral los interesados pueden acercarse al obispado de su Diócesis, donde está estructurado el equipo diocesano.

entradas relacionadas

Constestanos

*

*