Santo Domingo, R.D. La Arquidiócesis de Santo Domingo realizó un Congreso Eucarístico en torno a la celebración de los 525 años de la primera eucaristía celebrada en América, del 2 al 4 de agosto, en el Centro de Convenciones del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX).

Durante tres días los feligreses, a través de conferencias y talleres, reflexionaron sobre la Eucaristía como sacrificio y banquete, su dimensión social, preparación, cantos, sanación,  signos, gestos y símbolos eucarísticos.

La jornada de trabajo del primer día inició con una solemne Eucaristía, presidida por Mons. Francisco Ozoria Acosta, Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, quien enfatizó en la necesidad de priorizar la Eucaristía, ya que “le da sentido al ser del sacerdote y la Iglesia celebra la Eucaristía a través de este ministerio.  Sacerdotes, si nos distanciamos de la Eucaristía, nos alejamos de nuestro ser.  Con la Eucaristía se fortalece al Pueblo de Dios.  Debemos valorar la Eucaristía como celebración y como vivencia de Jesús”, manifestó Mons. Ozoria.

Más de mil personas provenientes de las Vicarias Episcopales Territoriales y sus zonas pastorales manifestaron regocijo por el tan esperado congreso, en el que también participaron los Obispos Auxiliares de Santo Domingo, Mons. Ramón Benito Ángeles Fernández, Mons. Faustino Burgos Brisman y Mons. Jesús Castro, así como Mons. José Dolores Grullón Estrella, Obispo San Juan de la Magüana, quien tuvo a su cargo la conferencia principal, y Mons. Lorenzo Vargas, Vicario de Pastoral y coordinador del evento.

Al final de la actividad los participantes reafirmaron su apoyo a la defensa del derecho a la vida con un momento de algarabía, en el que alzando pañuelos de color azul entonaban a una sola voz  “República Dominicana unida, salvemos las dos vidas”.

Entradas Relacionadas

Constestanos

*

*