Santo Domingo, Rep. Dom. El Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino realizó su tradicional encuentro fraternal con la participación de obispos, sacerdotes y seminaristas de diversas Diócesis, en ocasión de la celebración del patrono de dicha casa de formación sacerdotal.

En la celebración llevada a cabo el 28 de enero, el padre José Amable Durán Tineo, Rector del Seminario, ofreció las palabras de bienvenida, y el padre Ángel Díaz Gil, Formador, dirigió un espacio donde diversos presbíteros compartieron sus momentos más alegres vividos como seminaristas y, ahora, como sacerdotes, además de sus experiencias vocacionales.

La Eucaristía celebrada en la Capilla Jesús Buen Pastor, fue presidida por Mons. Carlos Tomás Morel, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros, quien durante su homilía hizo referencia a los gratos recuerdos que evoca la visita al seminario en los seminaristas y sacerdotes, quienes rememoran “momentos alegres, de reflexión y maduración”.

En la actividad estuvieron presentes Mons. José Grullón, Obispo de San Juan de la Maguana; Mons. Julio César Corniel, Obispo de Puerto Plata; Mons. Víctor Masalles, Obispo de Baní; Mons. Santiago Rodríguez, Obispo de San Pedro de Macorís; Jesús Moya, Obispo Emérito de San Francisco de Macorís, y los Obispos Auxiliares de Santo Domingo, Mons. Benito Ángeles Fernández, Mons. Faustino Burgos y Mons. Jesús Castro.

Al concluir el encuentro los presentes disfrutaron de un ágape durante el cual Mons. Benito anunció la continuidad de los trabajos de remozamiento de la planta física del seminario, luego participaron de juegos deportivos como parte de su formación recreativa. 

 Sobre Santo Tomás de Aquino

Cada 28 de enero se celebra el día de Santo Tomás de Aquino, patrono de los estudiantes, quien escribió la famosa obra “Summa Teológica”. La vida de Santo Tomás de Aquino, uno de los pensadores más importantes de la Edad Media, estuvo dedicada íntegramente al estudio y a la redacción de numerosos escritos. Nació cerca de Aquino, en 1225, en una familia noble de Nápoles. A los veinte años ingresó en la orden de los dominicos. Estudió en París donde es discípulo de Alberto Magno, quien le introduce en el aristotelismo. Enseñó en París, en la curia pontificia y en Nápoles; murió a los 49 años.

Entradas relacionadas

Constestanos

*

*